Principal » FANTASÍA, RELIGIÓN » Zombi

Imágenes PNG: Zombi

Un zombi (en plural zombis, del criollo haitiano zonbi, en ocasiones escrito con la grafía inglesa zombie, en plural zombies) se refiere en términos generales a un ente que, de una u otra manera, puede resucitar o volver a la vida. El concepto de zombi encuentra sus orígenes en una figura legendaria propia del culto vudú. Se trata de un muerto resucitado por medios mágicos por un hechicero para convertirlo en su esclavo. De acuerdo con la creencia, un houngan, bokor o hechicero vudú, sería capaz, mediante un ritual, de resucitar a un muerto, que quedaría, sin embargo, sometido en adelante a la voluntad de la persona que le devuelve la vida. También, según una creencia popular, se dice que una persona que es mordida por un zombi, se convierte en uno de ellos.

Se han propuesto diferentes palabras y raíces de las cuales el término «zombi», como derivado del criollo haitiano zonbi, pudo haber surgido. Hans-W. Ackermann y Jeanine Gauthier han recabado algunas, proponiendo que es más factible que, debido a la relación racial, lingüística y cultural, de Haití con África, el término haya derivado de lenguas africanas.

Dentro de la religión vudú, está presente el concepto de alma dual que se encuentra íntimamente ligado con la figura del zombi. Existen por lo menos dos tipos de alma según esta tradición: el Gros Bon Ange (gran buen ángel) y el Ti Bon Ange (pequeño buen ángel).

El primero es un concepto espiritual al que se le atribuye la memoria, los sentimientos y la personalidad de la persona. Esta alma está en relación directa con el cuerpo. Algunos estudiosos consideran que, dentro de la religión vudú, perder el Gros Bon Ange equivale a perder la vida.

El segundo tipo de alma, el Ti Bon Ange, está ligado al cerebro, a la sangre, a la cabeza y a la conciencia del hombre. Representa, por un lado, al zombi (zombi incorpóreo) y por otro, su ausencia, o robo (por parte del hechicero o bokor) explican, dentro del imaginario haitiano, la condición de zombi de una persona (zombi corpóreo). A pesar de las discusiones acerca de las características y función que ambos tipos de alma tienen, se ha llegado a aceptar generalmente que es el Ti bon Ange el que está directamente relacionado con lo que los creyentes llaman el proceso de zombificación.

Esta división del alma en la religión vudú es importante para entender el concepto de zombi, particularmente en lo relativo al Ti Bon Ange, pues es a partir de esa forma de alma que se desenvuelven los dos tipos de zombi que han sido estudiados a partir de testimonios: el zombi corpóreo y el incorpóreo, o como algunos estudiosos los han llamado: “el cuerpo sin alma” y el “alma sin cuerpo”.

Está bien documentado que no hay una división tajante entre ambos tipos de zombis dentro del pensamiento mágico en Haití; se puede observar que, dentro de los relatos recogidos por etnólogos, la distinción entre un zombi y otro no es clara ni definitiva, pues los relatos pueden describir por ejemplo, a un zombi que camina por la calle, que ha salido de su tumba, o uno que habita una vasija para ser vendido después y brindar protección, pero ambos, por ejemplo, dentro del imaginario haitiano, pueden funcionar como servidumbre doméstica.

El cine de zombis es un subgénero del cine de terror, a menudo encuadrado dentro de la Clase B, pero que cuenta con una amplia representación de películas a lo largo de la historia. Como género independiente, cuenta con sus propias convenciones, de las cuales la única fundamental es la presencia de los “no muertos” o zombis. Su principal y más conocido artífice es George A. Romero. Algunos libros sobre la materia en castellano son Zombie evolution, de José Manuel Serrano Cueto, y Cine Zombi, de Ángel Gómez Rivero, editado por Calamar Ediciones en 2009, con más de 400 películas de la temática comentadas. En noviembre de 2009, en Argentina, Fan Ediciones lanzó ¡Zombis! Una enciclopedia del cine de muertos vivos, de Luciano Saracino.

Las marchas de zombis o Zombies walks, surgidas a principios de los años 2000 en América del Norte, son manifestaciones públicas realizadas generalmente en ciudades durante las cuales los participantes se maquillan de zombis. Por lo general tienen un objetivo exclusivamente recreativo, aunque a veces durante ellas pueden presentarse reivindicaciones, hechas principalmente de una manera humorística.

En América Latina se han realizado en varios países: en México D. F. la marcha de noviembre de 2011 concregó a 9.806 zombis;39 la del 20 de octubre de 2012 en Santiago de Chile, 12.000 —en 2015 ya fueron más de 35.000 y la del 28 del octubre de 2012 en Buenos Aires, 25.000. En Europa se celebran también este tipo de caminatas; así, en París, por ejemplo, se vienen realizando por lo menos a partir de 2010 y en España este mismo año, la sexta edición del Festival de Cine Fantástico Europeo de Murcia, organizó la mayor marcha zombi de la historia de la ciudad de Murcia, en donde participaron más de 300 personas. Otras destacadas de este país son las que se celebran en Sitges y en Santa Cruz de Tenerife.

Descarga gratuita de imágenes PNG de zombies

En esta galeria "Zombi" tenemos 65 imágenes PNG gratuitas con fondo transparente.

Zombi Imágenes PNG para descarga gratuita: