Principal » ARMAS » Francotirador

Imágenes PNG: Francotirador

La definición tradicional de francotirador (del francés franc-tireur) es la de un soldado de infantería experto en tareas de camuflaje y tirador de élite, que dispara con arma de fuego (normalmente un fusil de francotirador), a grandes distancias y desde un lugar oculto, a objetivos seleccionados. Típica e idealmente, un francotirador hábil se acerca al enemigo (que desconoce su presencia) y utiliza una bala por cada blanco.

La clave del francotirador es la consistencia, que se aplica tanto al arma como a la persona. Mientras que la consistencia no asegura necesariamente la exactitud (que requiere entrenamiento), el disparo del francotirador no puede ser preciso sin la consistencia.

Aunque siempre hay un grado de aleatoriedad debido a la física de las balas y las explosiones, un fusil de precisión debe limitar este efecto. Cuando se dispara desde una posición fija, todos los disparos deben estar extremadamente cercanos, incluso a distancias largas. Igualmente, un francotirador debe tener la capacidad de estimar el alcance, el viento, la elevación y cualquier otro factor importante que pueda alterar el disparo. Los errores en la estimación pueden reducir la letalidad del disparo o incluso fallar completamente.

Los francotiradores generalmente prefieren regular sus armas a la distancia del blanco, aunque esto también se puede hacer en el lugar. Esto es donde el francotirador regula su fusil con su mira telescópica a una distancia en particular para que pueda disparar con fiabilidad de alcanzar a su blanco. Un fusil debe mantener su reglaje en el campo, o ser regulado antes del siguiente objetivo. Una vez regulado, el fusil puede ser ajustado a otras distancias para otras estimaciones dependiendo del viento, los cálculos y las características de la mira telescópica.

La necesidad militar de la consistencia es la más alta cuando el francotirador está disparando contra un enemigo que no se ha percatado de la presencia de este. En este punto, los blancos prioritarios, tales como francotiradores enemigos, oficiales y equipo crítico, son los más prominentes y pueden ser apuntados más exactamente.

Una vez que se realiza el primer disparo, cualquier enemigo superviviente intentará buscar protección o localizar al francotirador, por lo que atacar blancos estratégicos llega a ser más difícil o imposible.

La necesidad para el francotirador policial de consistencia es alta en situaciones con rehén. Realizar un disparo fallido que no incapacite inmediatamente a la amenaza, puede dar como resultado la muerte de rehenes y provocar que el agresor deje las negociaciones y busque protección.

El entrenamiento es esencial para conferir al francotirador las habilidades necesarias para realizar sus tareas con éxito. El entrenamiento del francotirador militar enseña a mejorar el camuflaje y la ocultación, el acecho y la observación, así como el disparo de precisión bajo un amplio rango de condiciones operacionales.

Los francotiradores son voluntarios aceptados para el entrenamiento de acuerdo a su aptitud percibida por sus comandantes. Los francotiradores militares pueden ser entrenados como controladores aéreos en el frente para dirigir ataques aéreos militares, como oficiales de observación en el frente para indicar los objetivos a la artillería y como controladores de fuego de mortero.

Los francotiradores son entrenados para apretar el gatillo con la superficie del dedo hacia atrás, a fin de evitar que el arma se mueva. La posición con más precisión es tumbado (decúbito), con una bolsa de arena apoyando la culata y la mejilla pegada a esta. En terreno se puede utilizar un bípode en su lugar.

Los Royal Marines imparten el curso de francotirador más duro. El francotirador necesita un cierto tipo de personalidad ya que a veces tiene que trabajar solo durante periodos largos y en condiciones duras en lo físico y psicológico. Debe tener un coeficiente intelectual alto, tener iniciativa, confiar en sí mismo y poseer bastante sentido común, así como un instinto innato de cazador.

La distancia del blanco se medirá o estimará tan precisamente como las condiciones lo permitan. Los telémetros láser pueden ser utilizados, pero no es una preferencia en el campo de batalla, porque un láser puede ser visto tanto por el emisor como por el receptor.

Un método útil es comparar la altura del blanco (o de objetos cercanos) con su tamaño en una mira telescópica calibrada por puntos, o tomando la distancia conocida y emplear una cierta clase de medida para determinar la distancia adicional.

Para determinar la distancia al blanco sin un telémetro láser, el francotirador debe usar una recta de puntos en milirradianes (mil) para encontrar con exactitud el alcance. Los puntos mil se usan como una regla de cálculo para medir la altura del objetivo, y conociendo esta altura, se calcula el alcance.

A grandes distancias, la caída de la bala por la gravedad tiene un papel importante. El efecto puede ser estimado desde una carta que puede ser memorizada o pegada en el fusil, aunque algunas miras telescópicas vienen con un sistema de compensación que solo requiere que el alcance sea reajustado. Estos sistemas se ajustan tanto a una clase específica de fusil como a la clase de munición utilizada.

Disparar en una posición alta o baja puede requerir más ajustes debido a los efectos de la gravedad. El viento también influye y se suele emplear la inclinación de objetos al viento para determinar la velocidad y dirección y apuntar correctamente.

Para objetivos en movimiento, el punto del blanco se sitúa en la parte lateral. Esto se conoce como «conducir al blanco» o «tiro por adelantado», donde la cantidad de desviación depende de la velocidad y el ángulo del blanco. Conocer con anticipación la conducta del objetivo es necesario para realizar un disparo con precisión.

En esta página, puede descargar imágenes PNG gratuitas: Imágenes PNG de francotirador descarga gratuita

En esta galeria "Francotirador" tenemos 72 imágenes PNG gratuitas con fondo transparente.

Francotirador Imágenes PNG para descarga gratuita: